Los tomates reducen el riego de sufrir un ACV

El consumo diario de tomates, o productos elaborados a base éstos, es una alternativa para protegerse de un posible accidente cerebrovascular. Según una nueva investigación realizada por especialistas de Finlandia, la clave estaría en su alto contenido de antioxidantes.

Los tomates son una fuente indiscutida de licopenos, que son los compuestos antioxidantes que le dan su color rojo brillante y también pintan otras frutas y verduras rojas como pimientos y sandía. A raíz de esto, los científicos de la Universidad de Finlandia Oriental, decidieron investigar el impacto del licopeno en la salud.

Durante este estudio, encontraron que los individuos que presentaban niveles más altos de licopenos en su sangre tenían menores probabilidades de sufrir un ACV.

Anteriormente, otro equipo de científicos había demostrado que los licopenos protegen contra enfermedades cardiovasculares o cáncer, puntualmente el cáncer de próstata. Además, se sabe que los licopenos, como tienen propiedades antioxidantes, poseen la capacidad de reducir la inflamación y evitar la formación de coágulos.

El nuevo estudio analizó durante 12 años a más de 1.000 hombres de 46 a 65 años. Se les tomó, al inicio y al término de la investigación, muestras de sangre, para luego observar como resultado que 67 sujetos del total sufrieron un evento cerebrovascular.

Reductor de riesgo

Para empezar con el análisis de datos, los participantes fueron divididos en cuatro grupos según la cantidad de licopeno en su sangre. En aquel momento, se encontró que aquellos que tenían niveles más elevados de licopenos en sangre tuvieron menor riesgo de sufrir un derrame cerebral.

De los 258 hombres del grupo con menores niveles de licopeno, se detectaron 25 casos de ACV. Y entre los 259 sujetos del grupo con más alto nivel de licopeno, hubo sólo 11 accidentes.

Según la palabra de los científicos, el riesgo de ACV disminuyó en un 55% entre quienes llevaban una dieta rica en tomates y frutas. Por su parte, los que tenían mayores niveles de licopenos mostraron 59% menos chance de sufrir un accidente cerebrovascular que los que tenían niveles reducidos de este compuesto en la sangre.

Los científicos coinciden que es necesario llevar a cabo más investigaciones para entender mejor porqué un antioxidante en particular, presente en vegetales como tomates, puede ayudar a disminuir nuestro riesgo de un evento cerebrovascular.

Esperanza

Una investigación anterior, realizada en un laboratorio de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, demostró que el licopeno redujo y detuvo el crecimiento de células cancerosas de próstata. Según sus autores, este compuesto interceptó el mecanismo utilizado por las células cancerosas para adherirse a un abastecimiento de sangre necesario para crecer y propagarse.

Anuncios