Achicoria y sus propiedades

Amarga achicoria (Chichorium ¡ntybus) es una de las plantas más beneficiosa para el salud del organismo.

Es considerada un alimento-medicina, tónico y aperitivo, depurativo, diurético, colagogo y suavemente laxante.

Toda la planta, y especialmente su savia, tiene un sabor muy amargo que estimula el apetito (raíz y hojas).

Propiedades de la achicoria

Calificado como “amiga del hígado”. Las raíces y las hojas contienen inulina y levulosa, glúcidos que favorecen las funciones del hígado.

Como conocimiento general la mayor parte de sus propiedades medicinales, se deben a los principios amargos que contiene, los cuales acciona y estimulan, todos los procesos digestivos.

Tiene propiedades eseupéptica (actúa en el estómago). Aumenta la secreción de jugos gástricos por lo que resulta muy bueno en las digestiones pesadas tomando las tisanas de achicoria después de comer. Tomada antes de las comidas es un poderoso aperitivo que abre el apetito de toda persona.

Favorece la secreción de las bilis en el hígado  La bilis es necesaria para la digestión de las grasas. Activa la circulación portal y descongestiona el hígado.

Ejerce una acción laxante en el intestino. Tomando una tasa de infusión de Achicoria en ayunas, ayuda a vencer la pereza intestinal y el estreñimiento.

En todo caso la achicoria es útil también en los siguientes problemas digestivos: inapetencia, digestiones pesadas, dispepsia biliar debidas al mal funcionamiento de la vesícula biliar, congestión hepática, hipertensión portal, estreñimiento, parásitos intestinales, para la que debemos comer en ensaladas, jugo fresco e infusiones. La Achicoria además es diurética y depurativa útil en los casos de gota y armtismo tomándola o comiéndola.

Forma de consumo

Ensaladas. Las hojas cortadas antes de la floración tienen un agradable sabor a amargo, con ella podemos preparar ensaladas que abren el apetito en lo que podemos agregar diente de león y ajo, aliñándolas con limón y aceite de oliva.

Jugo fresco. Los que quieren un efecto mas fuerte o de acción mas rápida, puede tomar el jugo fresco de sus hojas que se obtienen prensándolas o machacándolas con un paño o bien licuándolas. Para falta de apetito se aconseja tomar vi vaso antes de las comidas.

Infusión. Las podemos hacer con raíces u hojas frescas o secas (30 gr. Por litro de agua). Se toman 2-3 tazas diarias como aperitivo antes de las comidas y como digestivas después.

Café de achicoria La raíz de achicoria que se arranca en otoño secada, tostada y triturada, sirve para preparar el «Café de Achicoria». Se puede mezclar con malta de cebada, lo que le confiere todavía un sabor más agradable.

Anuncios