TEST: ¿estás muy estresad@?

mujer-triste-tristeza-preocupada-angustia-estres-estresada_MUJIMA20110614_0010_33

La inseguridad, el maltrato laboral, la violencia y la muerte de un ser querido pueden generar estrés post-traumático. Aquí, algunas preguntas para el autoconocimiento.  

El trastorno por estrés post-traumático es un síndrome que se produce tras experimentar un suceso “fuerte” como un accidente de tráfico, la pérdida de un ser querido, una agresión o un desastre natural.

También hay situaciones de la vida cotidiana que resultan traumáticas para quien las padece, por ejemplo: tener un jefe maltratador, quedar expuesto en una situación social, ser burlado por los compañeros de colegio o trabajo y quedar encerrado en un ascensor.

Para que un acontecimiento sea traumático debe ser imprevisto, inesperado y violento. De ese modo, el suceso irrumpe en el aparato psíquico de la persona, la sorprende y la desorganiza.

 

Cuestionario 1

A continuación, presentamos un listado de hechos que mucha gente vivencia como traumáticos. Tildá si alguno te ha ocurrido.

*  Viví una catástrofe natural (terremoto, incendio, derrumbe, etc.) 
*  Fuí victima de acoso sexual, violencia física o maltrato.
*  Fuí testigo de una muerte, tortura, violación o accidente.
*  Tengo un familiar asesinado, secuestrado o desaparecido.
*  Fuí víctima de un secuestro, asalto o robo.
*  Tuve miedo de morir o de que un familiar muriera.
*  Me diagnosticaron una enfermedad  potencialmente terminal.
*  Otros (situaciones que resultaron traumáticas para vos y que fueron imprevistas, inesperadas y violentas).

¿Viviste alguna de estas situaciones o similares? Si la respuesta es afirmativa, continuá con el test.

 

Cuestionario 2

Tildá las preguntas que consideres afirmativas. La condición para tildar es que sigas teniendo el síntoma, al menos, UN MES después de transcurrido el episodio traumático.

*  ¿Durante el sentimiento sentiste miedo, impotencia u horror?
*  ¿Te vienen a la mente imágenes de la situación?
*  ¿Tenés pesadillas sobre el suceso?
*  ¿Te angustiás cuando se cumple el aniversario del hecho?
*  ¿Tenés reacciones físicas (taquicardia, sudor, ganas de vomitar, mareos, tensión, etc.) cuando te acercás a la situación vivida o similares?
*  ¿Te sentís insensible, frío y distante?
*  ¿Evitás hablar del hecho?
*  ¿Te aislaste de los demás después del evento?
*  ¿Tenés problemas de concentración o insomnio?
*  ¿Te asustás fácilmente desde lo ocurrido?
*  ¿Tenés reacciones exageradas?
*  Estos síntomas, ¿afectaron el normal funcionamiento de tu vida, después del evento?
*  ¿Tenés reacciones emocionales (enojo, rabia, ira, ganas de llorar, llanto, ansiedad) cuando te acercás al lugar del evento o lo recordás?
*  ¿Necesitás hablar, contar muchas veces lo ocurrido? O bien ¿evitás totalmente hablar de ello?

Si experimentaste un hecho traumático (cuestionario 1) y presentás al menos tres síntomas del cuestionario 2, te sugerimos que realices una consulta psicológica. El estrés post traumático no se va solo y no es cuestión de tiempo.
Por la licenciada Gisela Holc, de Hémera, centro de estudios del estrés y la ansiedad.

Anuncios