Malos hábitos de higiene en los niños

ninos-comiendo.bmp

Podemos encontrar muchos malos hábitos de higiene en los niños, pero es tarea de los padres hacer que esos terminen y enseñarles como corresponde. Muchas veces la culpa de esos malos hábitos la tenemos los propios padres, por no saber ser firmes o por también tener malos hábitos que nuestros hijos copian.

Hay malos hábitos de higiene en los niños que son pasajeros, por ejemplo, tienen una edad en la que no se quieren bañar y hacen todo (hasta mentir) para no tener que bañarse. Esta es una etapa que pasan casi todos los niños, pero encontramos otros malos hábitos que debemos tratar de sacarles.

 

Un mal hábito muy común es comerse las uñas, este por lo general lo tenemos los adultos y ellos suelen copiarlo. En las uñas se acumulan muchas bacterias y al comerlas, las estamos metiendo en la boca.

Hay muchos niños que antes de comer y luego de ir al baño no se higienizan correctamente las manos, lo que no está bien. En las escuelas siempre se les enseña desde muy pequeños el hábito de lavado de manos, pero en las casas los padres también debemos imponerlo.

Cuando los niños juegan en el parque o en algún lugar público deberían llegar derecho a bañarse, sobre todo si estuvieron tocando la tierra o estuvieron en el pasto. A estos lugares públicos van perros y demás animales a hacer las necesidades y por allí luego van los niños porque son inocentes.

Los padres debemos tener mucho cuidado de que los mal hábitos de higiene no estén afectando su salud y el comportamiento del niño. Otra cosa muy importante es que los padres hablen con ellos en privado y no ridiculizarlos en público.

Anuncios