Tu sommelier para las Fiestas

¿Cómo vas a vivir las Fiestas este 2012? Más allá del menú que elijas, lo que no puede faltar es ese componente que nos reúne a festejar alrededor de la mesa: el vino. Aquí, opciones ideales para que acompañes cada plato y cada momento de tu noche.

vino-bebida-getty_MUJIMA20120815_0001_31

¡Comienza la cena! El momento de las entradas suele ser relajado y divertido, y en general las mesas de las Fiestas tienen distintas opciones frescas para preparar el paladar. Si para empezar proponés una mesa liviana de ensaladas o pequeños aperitivos fríos, una buena idea es acompañarlos con un vino espumante, suave para refrescar, o un vino blanco. Ambos maridan muy bien con pescados blancos, poco condimentados, ¡pueden ser el aliado ideal de una entrada de sushi o ceviche!

¿O qué te parece empezar con una fondue de quesos? Es fácil de preparar y no requiere mucho trabajo para servir. Si te animás, te sugiero un vino blanco criado en madera para completarla. En muchas mesas argentinas las entradas incluyen tartas de queso y verdura. En ese caso, optá por un tinto joven.

¿Pasamos al plato principal? Para muchos, las Fiestas no son Fiestas si no se sirve carne asada, un chivito o cordero. Tanto si vas por esa opción o si preferís cortes de carne de caza, tu mejor compañero es un tinto con crianza en madera. Este vino también marida a la perfección con pastas o platos regionales suculentos.

Por otro lado… ¿qué te parece si variás el menú y este año ofrecés un risotto? Te aconsejo que lo emparejes con un tinto joven, que también es una excelente opción si vas a disfrutar de una carne suave, no muy condimentada.

¡Llegó la hora del postre! El momento preferido de muchos, y el ideal para disfrutar de las burbujas. Postres con frutos rojos o chocolate, tortas heladas o frías, mousse o helado funcionan muy bien con un espumante.

Otro consejo: hay unos pocos alimentos como espárragos, alcauciles, huevos, cebolla, ajo y vinagretas que no se alinean con los vinos por su aroma y sabor invasivo.

Por último, no te olvides de esta clave: los vinos y las comidas se disfrutan mucho más si son auténticos, a temperatura justa, ¡y con la mejor compañía!

 

Por Luis Coelho, sommelier y Jefe de Casas Nieto Senetine

http://www.entremujeres.com

Anuncios