Oficios Imaginarios

personalidad

Según Freud, la felicidad consiste en realizar un sueño infantil. Los niños suelen decir: “Cuando crezca seré y haré tal o cual cosa”. Esos planes quedan registrados en el inconsciente y toda la vida nos acosan, transformados en deseos de hacer algo extraordinario e imposible. Sunergidos en la masa de ciudadanos, ansiamos ser diferentes, ser otra persona que el adulto en el que nos hemos convertido. Aconsejo al consultante entonces:

Imprimir tarjetas de visita con su nombre más un oficio imaginario que traduzca su ideal infantil. El poeta chileno Vicente Huidobro se definía como “Anti-poeta y mago” Siguiendo este consejo, un psicoanalista se definió como “Limpiador de sombras”. Otros consultantes han estampado bajo su nombre oficios imaginarios como “Profesor de invisibilidad”, “Hipnotizador de piedras”, “Levantador de moral”, “Fabricante de alas”, “Vendedora de vacío”, “Liberadora de bonsais”…

Alejandro Jodorowsky, Manual de psicomagia

Fuente: http://planocreativo.wordpress.com

About these ads