9 de cada 10 celíacos no saben que lo son

Los controles de salud son claves para el diagnóstico temprano. Cuáles son los síntomas que obligan a acelerar una consulta médica.

medico-paciente-doctor-salud-consultorio_MUJIMA20121130_0019_6

Pese a que no hay aún un registro de casos, se estima que 1 de cada 100 personas es celíaca, pero sólo 1 de cada 10 celíacos conoce su condición. 

La enfermedad celíaca es un trastorno intestinal crónico que afecta a personas de todas las edades. Consiste en una intolerancia del organismo al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno. Si las personas celíacas consumen gluten se afecta la mucosa del intestino y esto hace que se reduzca la absorción de nutrientes. Por lo cual, puede llevar a la desnutrición. Hay celíacos que no tienen síntomas, pero otros presentan señales muy claras: dolor abdominal, estreñimiento, disminución del apetito, diarrea, náuseas y pérdida de peso inexplicable. El único tratamiento es la dieta estricta con alimentos libres de gluten.

A partir del 1 de enero del 2013 entró en vigencia la nueva ley 26.588 de enfermedad celíaca, tras haber sido sancionada por la Legislatura porteña a fines del 2009. La ley incluye un subsidio para la compra de alimentos, además de controles médicos y una lista de alimentos permitidos que la Ciudad de Buenos Aires publicará a través de su página web y en las estaciones saludables fijas que funcionan en plazas y parques.

Como contraparte del subsidio, el celíaco tiene la obligación de hacerse controles de salud, ir a la escuela si es menor y participar de talleres y charlas de capacitación para celíacos.

En este contexto y, con el objetivo de que las personas que aún no saben que son celíacas sean diagnosticadas y tratadas, CentraLab, empresa líder en el sector de Laboratorios de Análisis Clínicos en Argentina, comparte consejos para su diagnóstico temprano y así poder mejorar su calidad de vida.

Los síntomas:

* Si un niño tiene diarrea crónica, anemia, desnutrición o retraso del crecimiento, podría ser celíaco.

* Si un adolescente rechaza la actividad deportiva o tiene dolor abdominal, falta de ánimo, anemia, aftas recurrentes, o demora en el ciclo menstrual, podría sufrir esta enfermedad.

* Si un adulto tiene anemia, cansancio, pérdida de peso, diarrea crónica, colon irritable, infertilidad o abortos espontáneos, también podría ser celíaco.

 

Los pasos a seguir

Si presenta alguno de estos síntomas es recomendable consultar a un médico para realizarse un análisis. El médico le hará el diagnóstico, y en caso de que sea celíaco, le indicará el tratamiento.

La detección temprana y el régimen constante permiten revertir los síntomas, evitar futuras complicaciones y obtener la nutrición necesaria para un completo desarrollo físico y neurológico.

 

Anuncios