En Nueva Zelanda: Muerta por coca-cólica: tomaba entre 7 y 10 litros por día y le provocó una arritmia

Natasha_Harris_MUJIMA20130214_0043_31

Según determinó la Justicia, se había vuelto adicta a esa bebida. Tenía 30 años y fumaba más de un atado por día. Murió en 2010. Los médicos dicen que el caso no es extraño y que cada vez tienen más consultas por gente que se excede en el consumo diario de bebidas azucaradas.

Lo confirmó su propia familia: tomada entre siete y 10 litros de Coca Cola por día. “Era completamente adicta a esa bebida”, explicaron. Le costó carísimo. Tenía 30 años y murió a causa de una arritmia cardiaca.

Según un nota publicada en El Mundo, de España, así resumieron los médicos el final de Natasha Harris, una joven neozelandesa de 30 años, adicta a esta bebida que, según el estudio forense, fue clave en el desencadenamiento de su muerte.

“Natasha murió en febrero de 2010 a causa de una arritmia cardiaca provocada, principalmente, por beber una media de nueve litros al día de este refresco durante años”, destaca David Crerar, juez de instrucción del caso, que asegura en su fallo que, según los médicos, “de no haber ingerido todo esto seguramente seguiría viva”.

El caso llama la atención pero médicos consultados por El Mundo aseguran que el problema es más común de lo que se piensa. La doctora Pilar Martín Vaquero, especialista en Endocrinología y Nutrición y directora médica en la Clínica d-médical, contó a ese diario español que cada vez es más frecuente que pasen por consulta personas capaces de ingerir entre cinco y siete litros diarios de este tipo de bebidas. “Yo lo califico de epidemia. Es un problema más común de lo que parece. En los países industrializados, cada vez hay más gente que ya no bebe agua y sólo ingiere estas bebidas azucaradas, sobre todo extendidas entre los más jóvenes. Es más, no es raro que haya pacientes que expliquen que toman incluso estos refrescos para desayunar”, afirmó a El Mundo.

La pareja de Natasha dio precisiones sobre la adicción de la joven. “No le gustaba el agua, ni el té ni cualquier otra bebida; al final, la Coca-Cola se convirtió en una adicción. La primera cosa que hacía por la mañana era tomar un trago de Coca-Cola y lo último era volver a beber el refresco. Además, comía poco y fumaba unos 30 cigarrillos al día”, explicó su novio, Christopher Hodgkinson.

El juez de instrucción explicó que el consumo de 10 litros de CocaC ola equivale a 970 miligramos de cafeína y más de un kilo de azúcar, es decir, una ‘bomba’ para cualquier persona. “Aunque no son demasiados, existen estudios que indican el peligro de beber este tipo de refrescos de forma descontrolada”, comentó a El Mundo la doctora Martín Vaquero.

Según un informe de la compañía, 240 ml de Coca Cola equivale a 23 mg de cafeína, lo que equivaldría a más de 700 mg los 10 litros.

“No existe una pauta fijada de recomendaciones en cuanto a la cantidad límite que se puede beber al día, pero hay que recurrir al sentido común, tomarla de forma ocasional no entraña riesgos, pero beber en exceso todos los días es un peligro. Una persona capaz de beber tres o cuatro litros de estos refrescos al día puede sufrir diferentes problemas. Entre los más comunes, se encuentran las cefaleas, la ansiedad, el cansancio, temblores involuntarios, palpitaciones, arritmias, gastritis o diarrea”, agregó la especialista.

La doctora advirtió que “en mujeres embarazadas, los daños de este abuso se transmite al feto. Se sabe que beber más de 300 mg del refresco todos los días puede producir abortos, embarazos prematuros o malformaciones congénitas”. 

Natasha padecía hipopotasemia, un bajo nivel de potasio que puede ser causado por este consumo excesivo y una mala nutrición y que produce, entre otras cosas, ritmos anormales del corazón por los niveles altos de cafeína, un estimulante que se encuentra en las bebidas de cola. 

Para quienes optan por las versiones light es importante saber que su consumo excesivo no es inocuo. Hay estudios que asocian el consumo abusivo de estos tipos de refrescos hasta con un 60% más de posibilidades de sufrir un problema vascular. 

El juez David Crerar no “culpó” a la industria de estos refrescos y destacó que la empresa “no puede ser responsabilizada por la salud de los consumidores que beben cantidades insalubres de este producto”, algo que ha recogido la propia marca de refrescos en un comunicado: “Estamos de acuerdo con la información compartida por la oficina del forense de que la ingestión excesiva de cualquier producto alimenticio, incluyendo el agua, en un corto período de tiempo sumado al consumo inadecuado de nutrientes esenciales, y la falta de intervención médica puede ser mortal. Creemos que todos los alimentos pueden tener lugar en una dieta equilibrada y sensata, combinada con un estilo de vida activo. La base de una buena nutrición es el equilibrio, la variedad y la moderación”, informaron desde Coca Cola.

Fuente: http://www.entremujeres.com

toxi-2

Anuncios