Tu Voz Es Tu Segundo Rostro

 voz

La voz es como un barómetro que nos indica el ánimo de la persona, su humor temporal y su estado de ánimo habitual. 

La voz es un síntoma cuando no se corresponde a la complexión corporal del individuo.

En muchas ocasiones, el tipo de voz puede dar alguna información sobre la persona que la emite:

 -Voz “de gorrión”: Cuerpos grandes con una enorme caja torácica que emiten una voz muy débil. El individuo no se atreve a reconocer todas sus posibilidades, ni hace uno de ellas. Puede haber miedo a su propia fuerza o no aceptación de su cuerpo. Pueden por ejemplo, ser hombres que han sido deseados como mujeres. También “niños” que por alguna razón (pongamos por caso un nudo incestuoso), sus padres les han impedido crecer.

-”Fuerte torrente”: se desarrolla frecuentemente en personas que han tenido luchar para que les presten atención, por ejemplo por haberse criado entre una “bola de hermanos”.

-Voz trémula: expresa miedo.

-Voz sibilante: (se asemeja a un reptil) es de un modo de ser tortuoso y serpentino.

-Salivación excesiva: La persona calla lo que su saliva dice. Es como si escupiera la agresividad que sus palabras callan.

-Voz apagada: pertenecen a personas que se sienten ignoradas porque no las han dejado expresarse.

-Voz ronca: En la persona irritable, las cuerdas vocales están irritadas. En la voz está el impulso de hablar, al tiempo que el de callar.

-Voz o modulación que se asemeja a la del otro sexo: exhibicionismo más o menos encubierto de los deseos sexuales del que habla; una voz masculina en una mujer, indica que desea seducir a las demás mujeres y una voz femenina en un hombre, indica que desea seducir a los demás hombres.

También hemos hablado en algún artículo sobre la “voz nasal”. Recordemos que:

-Si proviene del fondo de la nariz, parece señalar a alguien que nunca ha tenido padre
-En medio de la nariz, se trata de alguien que tal vez perdió a su padre a una temprana edad, a los cinco años por ejemplo.

-Voz nasal, desde el exterior de la nariz, cuando se perdió a la figura paterna sobre los 10 años.

-Voz desde la garganta es algo que queda relacionado con problemas con la madre.

Hablar con los dientes apretados y hacia fuera puede representar que nos tenemos miedo. Nuestra voz identifica nuestro grado de conciencia actual. Si todavía tenemos una voz infantil que no nos corresponde, deberíamos educarla para que alcance registros más adultos. Un ejercicio consiste en saltar, a modo de gorila, emitiendo los gruñidos propios de ese animal.

Cuando queremos ayudar como terapeutas, la voz que utilizamos debe de salir desde el corazón. Nunca debemos utilizar la voz que sale de la cabeza, nariz, garganta, ni de los dientes, porque la resonancia no resultará auténtica.

Vamos a terminar este artículo con otro acto psicomágico que Alejandro Jodorowsky recetó a una bella mujer con voz de pajarito y que nunca había tenido una menstruación. Le dijo que debería aprender a cantar.

-¿A cantar? Pero, ¿para qué? respondió la mujer.

Porque todavía no te has dado cuenta de que tienes ovarios, contestó Alejandro. Tienes tanto miedo de descubrir tu cuerpo de mujer que has decidido existir sólo hasta la base del cuello. Por eso hablas como una niña de diez años. A medida que el aire entre en tu cuerpo para aprender a cantar, irás descubriendo todo lo demás.

Parece ser que nuestra misión es florecer, cantar con nuestra propia voz…

Publicado en: http://planocreativo.wordpress.com

Anuncios