Alimentos para reforzar la concentración infantil

Hoy en día los niños tienen muchas actividades: la escuela, los deportes, los idiomas, la música… a veces llegan a casa muy cansados, y generalmente les falta concentración para poder hacer todo. El alimento es el combustible por excelencia de nuestro cuerpo, y también de nuestra mente, por lo que no es una mala idea escoger alimentos para reforzar la concentración infantil.

Alimentos-para-reforzar-la-concentracion-infantil-1

Sin duda alguna, los mejores alimentos para la concentración y la memoria son aquellos que contienen ácidos grasos omega 3. Este lo podemos encontrar principalmente en los pescados grasos como el salmón, el atún, la caballa o las sardinas, así como también en las nueces, el aceite de canola, las semillas de lino, el huevo, el germen de trigo y las pequeñas hojas verdes.

El consumo de grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva o los aguacates, mejora notablemente la circulación sanguínea en el cerebro.

Los alimentos ricos en antioxidantes, como el aguacate, las bayas, ciruelas, naranjas, uvas, cerezas, kiwis, col rizada, espinaca, coles de Bruselas, brócolis o pimientos rojos permiten que el cerebro arranque con energía. Las frutas y verduras también aportan vitaminas y minerales que ayudarán al niño a estar bien de salud durante su crecimiento.

 

Tampoco debemos dejar de tener en cuenta la deshidratación, ya que produce fatiga, irritabilidad y falta de concentración. El agua es la mejor aliada, aunque también podemos escoger jugos de frutas naturales.

 

En el caso de los carbohidratos como la pasta o el arroz, podemos optar por opciones integrales que llenan más, aportan fibra y su efecto perdura durante más tiempo en el organismo.

Alimentos-para-reforzar-la-concentracion-infantil-2.jpg

La dieta equilibrada es la base: en todas las comidas, el niño debe consumir carbohidratos, grasas y proteínas. Un niño hambriento o mal alimentado empeora notablemente su concentración.

Las comidas del día y la concentración infantil

Sin duda alguna, el desayuno es el rey de las comidas: los niños que no desayunan tienen un peor desempeño académico y social en la escuela. La glucosa es el combustible del cerebro, por lo que en la mañana debemos darle a nuestros hijos alimentos como frijoles, harina de avena, huevos y granos enteros. Limitar el contenido de azúcar ayudará a nuestros hijos a aprender más.

Para el almuerzo, debemos tener especial cuidado con las grasas, y elegir comidas y postres inteligentes. Por ejemplo, en el caso del postre, el chocolate negro es rico en flavonoides y nos ayudará a mejorar el flujo sanguíneo del cerebro.

Alimentos a evitar para la concentración infantil

Alimentos-para-reforzar-la-concentracion-infantil-3.jpg

Debemos evitar todos los alimentos con mucho almidón o harina de trigo, que dan lugar a fluctuaciones rápidas de la glucosa en sangre que pueden afectar a la memoria, el aprendizaje y el estado de ánimo del niño. Los alimentos con nitrito de sodio -panceta, carnes frías- produce una pérdida de memoria a corto plazo. El azúcar en exceso también debe ser evitado.

Si creemos que nuestro hijo tiene alergia a algún alimento, debemos eliminarlo de la dieta. ¿Cómo? Si nuestro hijo se siente mal luego de una comida, podemos eliminarla por dos semanas para ver si vuelve a sentirse mal en ese período. Si no lo hace, probablemente sea esa la causa de su alergia. En general, las alergias más comunes son al gluten, el trigo, los lácteos, los cítricos, el huevo, el té, el café, el chocolate y la soja.

Estos son algunos alimentos para reforzar la concentración infantil, así como también algunas ideas básicas para una correcta nutrición en los más pequeños de la casa, porque como bien sabes, una buena alimentación es la base de todo.

Anuncios