Cómo Se Comunica Tu Perro Contigo

Los perros tienen una manera muy peculiar de expresar su estado emocional y sus intenciones. Usando sonidos y gestos, la mayor parte de sus “mensajes” se encuentra en su lenguaje corporal, específicamente sus posturas y el movimiento de la cola. Se dice que un perro, reconoce cerca de treinta palabras diferentes y de cinco a diez frases enteras de su dueño. Y tu ¿cuántas expresiones conoces?

Para ayudarte hemos creado esta guía ilustrada por diagramas describiendo las distintas poses y gestos caninos.

 

SEÑAS VOCALES

El gemido. Es un llamado de auxilio para el cachorro, mientras que un perro adulto gime cuando se encuentra en peligro, siente dolor, miedo o malestar.
El ladrido. Es quizá más difícil de interpretar, pero con un poco de práctica se puede aprender rápidamente a entenderlo. Un ladrido puede tener distintas finalidades dependiendo del tono: alertar, desafiar, invitar al juego, pedir su comida, etc.
El lloriqueo. Es un gañido débil y prolongado con el que el perro expresa su desaprobación.
El aullido. Algunos perros aúllan para responder a ruidos: sirenas, alarmas o algunos ritmos musicales, dando en ocasiones, auténticos conciertos.
Los aullidos denotan aislamiento o simplemente miedo a la soledad; por eso, un perro puede ponerse a aullar antes de que su dueño se marche a trabajar.
El gruñido. Siempre expresa agresividad, pero no necesariamente malas intenciones. En realidad, el perro puede gruñir cuando juega tirando o sacudiendo un objeto. En este caso, no es agresivo con su dueño, sino más bien con el objeto que está jugando.
 
Estos son los estados de un perro balanceado

GESTOS FACIALES

Los ojos. Dos perros que se miran a los ojos se están desafiando, queriendo demostrar ambos su superioridad. En cambio, si un perro mira a los ojos a su dueño, es para intentar entender la orden que le da, o incluso su estado de ánimo, y el resto del cuerpo se muestra en estos casos relajado.
Las orejas. Cuando el perro mantiene las orejas erguidas o inclinadas hacia delante, significa que está tranquilo y seguro de sí; sin embargo, si están inclinadas hacia atrás, casi extendidas sobre la cabeza, indica que el perro está en apuros o se siente inseguro.
La boca. Cuando el perro tiene la boca abierta y el hocico relajado, significa que se siente tranquilo. Sin embargo, cuando levanta los labios y muestra los colmillos, quiere decir a los que le rodean que está a punto de iniciar el ataque.
El bostezo. Salvo en momentos de cansancio o como en el hombre, cuando el perro tiene sueño, el bostezo constituye un verdadero lenguaje, una forma de obtener la indulgencia de su amo. En efecto, a veces el perro bosteza cuando lo están regañando. No es que se burle de su dueño: se trata más bien de una invitación a hacer las paces.

 

 
Luego de detectar alguna posible amenaza, se puede mostrar dominante y si se ignora podría atacar.

CON EL CUERPO

Boca arriba. El perro se pone en esta posición con sus congéneres y su dueño, y también cuando es consciente de que ha cometido una travesura y lo van a regañar. Tampoco es extraño que se ponga boca arriba cuando lo acarician. En todos los casos es una señal de sumisión.
Golpecitos con el hocico. Cuando el perro da algunos ligeros golpecitos en las piernas o los brazos de su dueño, igual que cuando el hombre lo hace en la espalda de un amigo, significa siempre una demanda, ya sea de mimos, de paseo o de comida…
La pata delantera levantada. Es la posición de “parada” del perro de caza, y puede ser adoptada por otras razas. Corresponde al momento de concentración intensa, pero a veces también representa un signo de indecisión: el perro no sabe cómo comportarse.
La reverencia. El perro flexiona las patas anteriores y levanta al mismo tiempo las posteriores. Esta especie de reverencia, que se puede observar tanto entre dos perros como ante el ser humano tiene un único significado: ¿jugamos? 

 

Si su estrés continua el temor lo puede llevar a ser agresivo.

CON EL PELO

El perro generalmente eriza el pelo cuando oye un ruido repentino o inesperado. En cambio, cuando esto sucede frente a alguno de sus semejantes, significa que quiere parecer más fuerte y “agranda” su cuerpo con la finalidad de imponer más. 

 

Aunque muestra temor no es peligroso y trata de apaciguar al individuo dominante. 

CON LA COLA

La cola es quizá la parte del cuerpo más activa de un perro, y la emplea tanto para demostrar quién es – si está levantada, significa “mando yo”, si está baja, “mandas tú”- como para expresar miedo (la cola entre las patas). Pero también puede decir amistad, ansiedad, indecisión, y no siempre es fácil entender el significado de una cola que se agita.
La indecisión. Un perro que mueve la cola lentamente de derecha a izquierda muestra que se halla indeciso; esto sucede cuando se encuentra con un congénere del que ignora si es un amigo o un enemigo.
La felicidad. La llegada de su dueño es siempre festejada con un movimiento de cola muy vigoroso.
Anuncios