¿Qué hacer si descubres que tu hijo es un abusador?

si-tu-hijo-es-un-abusador-2.redimensionado

Sí, el título es muy fuerte. Pero como padres ya estamos acostumbrados al término bullying, que es el acto de acosar, molestar, ridiculizar y agredir, incluso físicamente, a otra persona. Es un continuo y deliberado maltrato que recibe un niño mientras el abusador es observado, y muchas veces aplaudido por otros niños. Las cifras van en aumento, aunque resulte increíble que los mismos niños que pueden ser tan dulces puedan ser tan crueles.

Como padres siempre tendemos a poner la responsabilidad de estos actos en otros niños que no son nuestros hijos, pero un día descubres que es tu hijo el que le escribe cosas desagradables en el muro de Facebook a otro niño y el que lo hace víctima de sus bromas delante de sus otros compañeros.
Toma aire y no pienses que el mundo se cae abajo. Aún estás a tiempo de terminar con esta conducta abusiva de tu hijo, y entender qué lo llevó a comportarse así. Veamos algunos consejos para que sepas qué hacer si tu hijo es un abusador.

¿Por qué mi hijo tiene una conducta abusiva?

Para poder afrontar esta situación es necesario entender por qué se produce, qué lleva a tu pequeño a querer dañar y lastimar hasta al que hace algunos días era su amigo. Los niños, como la mayoría de nosotros, quieren pertenecer, necesitan sentirse parte de algo y de un grupo. No les gusta quedar al margen del grupo de compañeros, entonces muchas veces pueden elegir ese camino equivocado de elegir una víctima, para hacerla blanco de sus bromas pesadas y que lastiman y divertir al resto de los niños.

si-tu-hijo-es-un-abusador-1.redimensionado.jpg

Enseñarles a nuestros hijos a mantenerse lejos del abuso

Es importante enseñarles a los niños a alejarse de la situación de abuso, tanto del peligro de recibirla como de realizarla. Habla con tu pequeño de la situación, en un momento en que tanto tú como él se encuentren serenos.

En esta charla, debe quedarle claro a tu pequeño algunas cosas como:

  • No importa quién empiece la situación de abuso, aunque él no sea el cabecilla, el participar de este abuso también lo hace responsable.
  • No utilizar insultos o palabras ofensivas contra los compañeros. Incluso muchas veces los niños no entienden el verdadero sentido de las malas palabras, pero sí saben que son malas. Está en nosotros como padres tener cuidado con el uso que hacemos de ellas en nuestro hogar.
  • Aprender a ser defensores. No importa qué pequeños puedan ser, debe quedarles claro de qué lado deben estar en caso de que se presente un caso en el que un niño esté siendo intimidado, y que si la situación pone en riesgo la integridad física de alguno de los niños, busque ayuda de algún adulto responsable.
  • Es importante que le quede claro que si utiliza las redes sociales para agraviar a sus amigos, le será negado su uso.
  • Por último, insistir en que se ponga en los zapatos del niño agredido o insultarlo y preguntarle cómo se sentiría si a él le ocurriera lo mismo. Seguramente te sorprenderá sus respuestas.

¿Ha vivido tu hijo alguna situación de bulliyng, tanto sea como víctima o victimario? ¿Cómo encaraste el tema con él? Compártelo, quizás a otra mamá tu experiencia le resulte enriquecedora.

Anuncios