Terapias alternativas para niños

Terapias-alternativas-para-ninos-2

Cada vez más son los padres que buscan terapias alternativas para niños, evitando de esta forma someterlos a las prácticas tradicionales de la medicina, las drogas farmacéuticas y las exploraciones invasivas.

Los niños, el pediatra y las terapias alternativas

Si hemos decidido llevar a cabo una terapia alternativa con nuestro hijo -por ejemplo, la acupuntura-, es necesario informárselo al pediatra, con el fin de evitar posibles interacciones dañinas para el niño. En muchas ocasiones, los padres lo ocultan a los médicos, no por maldad o vergüenza, sino porque no consideran a las terapias alternativas y los remedios herbales como parte de la medicina, sin tener en cuenta que igual pueden tener efectos adversos -generalmente leves-.

Son los padres de niños asmáticos o con otras enfermedades crónicas quienes más se vuelcan a las terapias alternativas (el 70% de las familias lo hacen); ya sea de forma simultánea con la medicina tradicional, sustituyendo a esta, o como primera terapia antes de utilizar fármacos tradicionales.

Entre las terapias alternativas para niños más utilizadas encontramos los masajes, la curación por la fe, la quiropraxia, la aromaterapia, la acupuntura, el yoga y el reiki en conjunto con suplementos de vitaminas y minerales y remedios homeopáticos.

Terapias-alternativas-para-ninos-1.jpg

Por esta razón, cada vez es más necesario que los pediatras se informen sobre terapias alternativas, riesgos y beneficios en la aplicación en niños, para poder así formar e informar correctamente a los padres sobre las opciones.

 

El estudio de las sustancias que en otros países -principalmente Oriente- se utilizan y dan resultados, para conocer a ciencia cierta las dosis, los efectos adversos y otra clase de recomendaciones, es un gran paso que la medicina moderna debe hacer.

¿Por qué los padres recurren a terapias alternativas?

La principal razón por la que los padres recurren a terapias alternativas es para darles a sus hijos todas las posibles curas y devolverles la salud. La atención médica integral parece ser la clave en estos casos.

El descontento con la atención convencional es la clave del aumento de los tratamientos naturales en niños. Los padres ven a la medicina tradicional como limitada, especializada y compartimentada.

Beneficios de las terapias alternativas en niños

Se ha demostrado científicamente que algunas terapias alternativas y naturales mejoran la vida de los niños. Por ejemplo, los probióticos evitan el NEC, una enfermedad intestinal mortal que afecta a prematuros, y también reducen la diarrea.

Para los dolores de cabeza en niños, muchos pediatras ya han comenzado a recomendar la acupuntura.

Las terapias alternativas para niños pueden ser una buena opción, aunque debemos tener cuidado y consultarlo con médicos especializados para evitarle mayores problemas de salud a nuestros hijos.

Anuncios