Yoga para niños con hiperactividad

Yoga-para-ninos-con-hiperactividad-1

El déficit atencional y la hiperactividad son dos trastornos en los que hay una falta de atención generalizada y una impulsividad muy clara. Muchos padres han optado por el yoga para niños con hiperactividad, ya que es un eficaz tratamiento complementario que incluye ejercicios físicos, técnicas de respiración y meditación.

El yoga en niños con hiperactividad

El yoga es una disciplina eficaz en niños con hiperactividad, ya que ayuda a desarrollar la conexión entre la mente y el cuerpo, brinda herramientas de autorregulación, siendo el único tratamiento no médico para la hiperactividad con amplio apoyo científico.

Los beneficios incluyen una elevada conciencia corporal y una mejora notoria de la coordinación mediante el desarrollo del cerebelo. Las diferentes posturas del yoga ayudan a los niños con hiperactividad a organizarse dentro del espacio y a controlar mejor su cuerpo. También genera procesos dentro del cerebro, fortaleciendo el crecimiento de los nervios.

Además, es beneficioso para todas las personas por mejorar la circulación y la flexibilidad de nuestro cuerpo, algo de lo que también se ven beneficiados los niños. Los niños con hiperactividad suelen utilizar el lado derecho del cerebro, de forma que el yoga es una forma muy fácil de enseñar a sus hijos sobre su propio cuerpo, mente y emociones.

Yoga-para-ninos-con-hiperactividad-3.jpg

Las emociones se regulan fácilmente mediante la respiración, lo que también hará sentir mejor a los pequeños, a medida que entrenan la mente con la meditación, aprendiendo a centrarse en una única cosa, punto fundamental en los niños con déficit atencional. De esta forma, se les enseña a desechar los estímulos poco importantes y aprovechar los necesarios.

La meditación también ayuda a cambiar la estructura de nuestro cerebro, engrosando las zonas relacionadas con la atención y el procesamiento de la información sensorial.

 

La autodisciplina, la autoevaluación y el autocontrol de sus pensamientos y emociones mediante el yoga frenan notablemente la impulsividad y la hiperactividad, ayudándolos a reflexionar sobre su vida.

Formas sencillas de hacer ayudar niños hiperactivos

Practicar el contacto visual

Esto permite ver si los niños están interesados y prestan atención. Podemos practicar el desplazamiento de la atención haciendo que el niño cambie la mirada entre dos o más adultos. Debemos buscar siempre que el niño mire a los ojos, para ver que realmente está atento a eso.

Inculcar una actitud de “yo puedo”

Se debe alentar a los niños, mediante juegos y tareas, a una idea más positiva de la vida y de lo que pueden hacer. De esta forma, aumentaremos rápidamente el rendimiento de los pequeños de la casa.

Practicar la escucha y el dar opiniones claras

Desde juegos hasta espacios de reflexión, podemos crear diferentes ambientes en los que el niño necesite escuchar con atención para conseguir lo que quiere y que aprenda a decir lo que piensa de forma ordenada y tranquila.

Yoga-para-ninos-con-hiperactividad-2.jpg

Practicar la quietud

En momentos en que nuestro hijo se vea exaltado o emocionado en exceso por un acontecimiento, debemos enseñarle a comportarse con calma y permanecer sentado y quieto.

Animar a fijar metas y hacer planes

La meta es a lo que queremos llegar, el plan es cómo hacerlo. De esta forma, aprenderán que a veces se necesitan varios puntos y un montón de atención para lograr lo que queremos.

Por estas razones es que es tan importante el yoga para niños con hiperactividad, ya que puede ayudarlos a mejorar su atención, calmar sus ansias y mejorar su bienestar.

Anuncios