Cómo hacer tu propia huerta orgánica en casa

Como-hacer-tu-propia-huerta-organica-en-casa-4

Hacer tu propia huerta orgánica en casa puede traer múltiples beneficios para tu salud y la de tu familia. Para empezar, el consumo de frutas y verduras consigue que tengamos una dieta balanceada, al tiempo que si son orgánicas sabemos cómo son cultivados y nos ahorramos de pesticidas, aumentamos el sabor y disfrutamos de una actividad relajante como es el cuidado de las plantas.

Ventajas de la huerta orgánica

  • No se utilizan productos químicos
  • El compost natural mantiene la tierra en buen estado
  • Mejora la estructura del suelo y la hace más fértil
  • No se necesita mucho dinero
  • Los alimentos cultivados no sufren modificaciones genéticas

Consejos para hacer tu propia huerta orgánica

Como-hacer-tu-propia-huerta-organica-en-casa-2.jpg Como-hacer-tu-propia-huerta-organica-en-casa-3.jpg

Primero debemos decidir qué frutas y verduras plantaremos en el espacio que tenemos, analizar el clima de nuestra zona y las épocas del año. Incluso si el jardín es pequeño o no tenemos uno, podemos hacer una huerta orgánica en macetas en balcones y azoteas, e incluso hacer un invernadero dentro de casa.

Una vez elegido el presupuesto a utilizar y el tiempo que le dedicaremos, buscaremos sitios donde vendan semillas orgánicas. Es recomendable empezar por un pequeño jardín hasta que tengamos la suficiente práctica en el asunto.

 

La idea de esta huerta orgánica es no utilizar ningún pesticida, herbicida o producto químico sintético. Si tenemos problemas con plagas, hay diversos remedios naturales que podremos aprovechar, así como realizar compost a base del reciclaje de alimentos, para fertilizar la tierra. También tenemos que investigar qué alimentos crecen bien unos con otros -por ejemplo, las calabazas y los frijoles-, para un mejor aprovechamiento del espacio.

Paso a paso de una huerta orgánica

Podemos colocar compost orgánico en la tierra o en una caja donde haremos nuestra huerta. Debemos combinar material blando o verde y material duro o marrón. Utilizaremos tubos de PVC para airear las pilas de compost, que deberán tener aproximadamente 1,2 metros. Luego colocaremos tierra y plantaremos las semillas de acuerdo a la planta que sea.

Si buscamos proteger nuestras plantas, tenemos que hacer un hogar de sapos. ¿Cómo? Colocando vasijas de barro rotas en el jardín, tener sitios con agua. Para repeler roedores debemos usar pimientos picantes, huevos podridos o aceite de ricino. En caso de tener plantas sensibles a los pequeños gusanos, un buen truco es plantarles alrededor caléndulas.

Ahora que ya tenemos todos los consejos sobre cómo hacer tu propia huerta orgánica en casa, esperemos que los pongan en práctica y nos cuenten sus resultados. Seguro que no hay nada más delicioso que una buena ensalada hecha con verduras producidas por nosotros mismos.

Anuncios