Hemorragia nasal: ¿cómo tratarla?

Hemorragia-nasal- como-tratarla-1

Aunque una hemorragia nasal –médicamente conocida como epistaxis– parece ser un motivo fuerte de alarma, lo cierto es que rara vez resulta un suceso grave para la vida de las personas. Como tenemos situada la nariz en medio del rostro, sitio muy propicio para las lesiones, y este órgano esta repleto de conductos sanguíneos, es muy probable que hayamos sufrido al menos un sangrado a lo largo de la vida. Veamos las causas más comunes de la hemorragia nasal y cómo tratarla por vías naturales.

Causas de la hemorragia nasal

La hemorragia nasal espontánea es un episodio muy común durante la infancia, ya que la membrana mucosa de la nariz se reseca y se endurece, con lo cual hay mucho riesgo de que se agriete y haya sangrado. También se considera frecuente en personas que toman anticoagulantes y en ancianos, cuya sangre tarda más tiempo en coagularse.

Las causas de la hemorragia nasal pueden ser:

  • Sinusitis
  • Sonarse muy duro la nariz
  • Golpe en la nariz
  • Bajos niveles de humedad climática
  • Alergias nasales
  • Lugares de mucha altitud
  • Uso de drogas
  • Deficiencia de calcio
  • Hipertensión

Hemorragia-nasal-%20como-tratarla-2.jpg

Remedios para detener la hemorragia nasal

  • Agua salina: en un vaso de agua pon una pizca de sal y rocíala dentro de la nariz.
  • Limón: coloca una o dos gotas de jugo de limón en la fosa nasal sangrante.
  • Vinagre: moja en vinagre un trocito de gasa esterilizada y colócala dentro de la nariz por 10 minutos.
  • Cuidados medioambientales: asegúrate de que el medio no esté muy seco. Si es posible emplea un humidificador de aire.
  • Paño frío: coloca un paño frío en el puente de la nariz, ello contrae las venas y ayuda a detener el flujo sanguíneo.
  • Hielo: aplica hielo en la parte exterior de la nariz. Esto ha probado ser un remedio muy eficaz para detener el sangrado nasal.
  • Toalla húmeda: coloca una toalla húmeda en tu cabeza. Se ha observado que ayuda a curar la hemorragia rápidamente.
  • Sonar la nariz: suena tu nariz muy suavemente para que se aclare de cualquier coágulo que esté obstaculizando la circulación normal.

¿Cómo prevenir la hemorragia nasal?

Si quieres prevenir la hemorragia nasal te recomendamos:

  • Evita hurgar en tu nariz
  • No te suenes la nariz de manera brusca
  • Aplica de vez en cuando algún lubricante natural (vaselina)
  • Mantén húmedas tus fosas nasales aplicando vitamina E varias veces al día. Basta que rompas una cápsula y empapes un trozo de algodón en dicha sustancia. Aplica dentro de la nariz.
  • Realiza vaporizaciones con frecuencia
  • Ingiere alimentos con altas cantidades de vitamina C, como los cítricos, pues este nutriente ayuda a formar el colágeno, responsable de mantener húmedo el tejido nasal.
Anuncios